Blogia
tintero

El último eslabón

Te preguntaras ¿Y ahora a este que le pasó?, pues veras amiga tengo ganas de platicarte algo rápido, pero antes déjame decirte que espero que termines de leer esto, no es una cadena ni nada por el estilo, tampoco es una carta de amor ni nada que te comprometa, simplemente me gustaría que lo leyeras ya que tu Paola, eres tú el último eslabón que nos queda (sin ofender) de el chat y las amigas del chat, me refiero a mis amigos y a mi por supuesto.

Resulta que aquí en donde trabajo accidentalmente y sin que mi jefe lo hubiera autorizado nos conectaron a internet, lógicamente mi jefe es un tipo que no nos tiene confianza y piensa a la fecha que este medio es una pérdida de tiempo y la verdad es que si, pero bueno todo depende de cómo y para que lo uses, ¿no crees?, bueno. Ya te había comentado en mensajes anteriores que soy diseñador gráfico y en mi departamento la plataforma de computadoras es diferente a las PC comunes, manejamos una plataforma llamada Macintosh o Mac, en un intento por conectarse en red con nuestras máquinas accidentalmente nos dimos cuenta de que ya estábamos en internet, obviamente teníamos las aplicaciones para poder usarlo y fue entonces cuando comenzamos a escondidas a estar en contacto con el mundo exterior; algunos descubrimos unas cosas, otros mas descubrieron otras, a mi en lo personal me gustaba bajar música y partituras de canciones que me gustan, y fue un buen día cuando “El Perro”, que en este momento es la víctima y el protagonista principal de esta historia, descubrió sin querer Latinchat, que a la fecha ya tenemos restringido.

Este último descubrimiento vino a romper con todas las normas y reglas de trabajo que en el departamento de diseño había, y desató de esta forma una ola de infidelidad cibernética, todos y cada uno teníamos una amante virtual; y en honor a la verdad nadie tuvo tanta suerte como “El Perro”. A unos los llamaban por teléfono a otros solo nos escribían en forma constante y el buen amigo cuadrúpedo hasta de viaje se fue, por supuesto que somos una comunidad de hombres casados y de familias bien formadas, pero el relajo estaba aquí y la fiesta continuaba día con día, a diario había nuevas conquistas para unos y para otros no había suerte y viceversa.

YO

Yo por ejemplo, mantuve un romance virtual con Marisela una chava, chavo, niño o ¡sabe dios que!, y esto último lo digo porque en realidad nunca supe quien estaba del otro lado de la pantalla como algo fantasmal, nunca me llamo, nunca me mandó alguna foto; en cambio yo si le mandé todo el albúm familiar y le hubiera hablado si me hubiese dado mas datos de ella; fue algo padre en su momento pero se vino a convertir en algo muy traumático y obsesivo, perdiendo mi tranquilidad y mi seguridad por la incertidumbre que rodeaba a tan apasionada relación intangible. Nuestro romance duró de tres a cuatro meses, pero los dos primeros fueron los más intensos y los siguientes fueron sabáticos, entre enojos míos y distanciamientos de ella, poco a poco nos fuimos alejando hasta que le pedí que me dejara de escribir, cosa que me entristeció mucho ya que después me di cuenta de que presioné tanto que tal vez se espantó, pero no era mi intención solamente la quería conocer.

LEONARDO

Leonardo conoció a la Cachanilla, una chica de Tijuana; casada, infeliz, pero con mucho billete, dos hijas y un barón; al parecer comerciante por los datos que le daba a él. Ellos mantenían contacto vía telefónica y vía mail, cabe mencionar que Leonardo gastó una gran fortuna en teléfono celular, para de esta forma poder hablar con su amada Charito. Una ocación Leonardo se compró su nuevo celular y en menos de veinte minutos se agoto su crédito de cuatrocientos pesos y después otra tarjeta y otra y así sucesivamente. Este romance duró unos tres meses hasta que la realidad los hizo distanciarse y la distancia los hizo regresar a la realidad; mas sin embargo Leonardo no pierde la esperanza de algún día encontrarse con ella, a la fecha sigue el contacto pero ya no con tanta euforia.

ISAAC

Isaac sin embargo era el que de todos mas mala suerte tenía, una ocasión se metió al chat caliente y conoció una amiga que en el momento se dieron teléfono y se comunicaron, cruzaron unas cuantas palabras y se despidieron dejando abierta una gran posibilidad de conocerse. Al día siguiente Isaac le marca a su casa y el diálogo transcurrió de la siguiente manera:

Isaac: – Hola
Ella: – ¿Quien habla?
Isaac: – Isaac, ¿como estas?
Ella: – Me estoy despertando
Issac: – Oye, pues vamos a conocernos ¿No?
Ella: pi-pi-pi-pi…colgó.

Grande fue su decepción que tardó tiempo en recuperarse y volver a intentar conectar en el chat a alguna dama como la otra que le diera su teléfono; pero de igual forma su mala suerte lo acompaño hasta que nos fue restringido.

MAURICIO

Dicen que de cada diez hombres uno es puñal, y pues en nuestra comunidad no podía faltar, Mauricio es el amigo gay que nadie quisiera tener, pero nosotros si y me atrevo a hablar por todos porque es un cuate bien cuate, pero ahora que lo recuerdo, nosotros no somos diez.

Mauricio conoció a cualquier cantidad de amigos con los que se citaba en el momento, parece que los gays son mas fáciles de conquistar o simplemente son más fáciles. El Pedro Pica piedra fue una de sus muchas conquistas y al parecer uno de los que se quedó mas enamoradito de él, a la fecha le sigue llamando y Mauricio que es como los gatos, primero te hacen que les acaricies y después te rasguñan, así es Mauricio primero jijiji y luego los manda al carajo con desplantes demasiados femeninos. En realidad a Mauricio no le fue tan mal ya que tuvo oportunidad de salir de paseo con algunos y de antro con otros, curiosamente él es el más librado de cualquier sufrimiento o decepción, ¿Será por ser gay?.

“El Perro”

Pero vayamos con “El Perro”, este singular personaje que era como los años bisiestos, sabes que existen pero nadie los nota cuando pasan. Pues el afortunado mamífero rebaso la berrera de el ligue cibernético, creando entre nosotros una atmósfera de sorpresa y envidia a la vez, en mi caso al menos; esto por la forma y facilidad que tenía para el contacto en el chat, pero claro que esto no me causaba la menor incomodidad pero aún no me dejo de preguntar ¿Cómo le hacía el cabrón?.

“El Perro” conquistó a más de cinco a la vez y con todas mantenía contacto, nos mostraba sus fotos y le llamaban por teléfono, una vez viajo a Veracruz y pasó un fin de semana por allá; con esta primera conquista duró algún tiempo, se hablaban a diario y se les notaba muy enamoraditos, pero después la dejo y conquistó a otra y así otra y así…, como un chamaco de diecinueve años y peor aún, ¡se la creyó!; poco a poco se fue involucrando tanto que llegó a pasar días enteros en el chat perdiendo de esta manera su estabilidad emocional y cambiar por completo su forma de ser; de Shagui se convirtió en Scooby, de Robin en Batman, de Piporro en Pedro Infante, etc… por poner algún parámetro, despegando por completo los pies de la tierra y olvidando por completo la realidad que en esos momentos él vivía. “El Perro”, hombre casado con cuatro hijos y con una estabilidad económica y emocional que pendían de un hilo comenzó a vivir su nueva realidad.

La última conquista que le supimos fue, una chava de Puebla al parecer dueña de varios negocios de lavandería y con un futuro asegurado, guapa y joven. “El Perro” esta vez perdió la cabeza y este fue el principio de el fin.

“El Perro”, solito se fue excluyendo de el equipo hasta que dejo incluso de hablarnos a algunos, y de esta forma fue imposible seguir sabiendo que pasaba con él, lo que comenzó como un juego, terminó en desgracia para algunos. Fue esta, una etapa que a la fecha la vemos con cierta gracia por como se dio todo este argüende. Nunca supimos con certeza con quién se fue, nunca supimos en donde quedó, solamente comenzamos a notar un montón de cosas raras y que su situación no andaba muy bien que digamos; del trabajo lo corrieron, de su casa se salió y sus acreedores le llamaban para cobrarle lógicamente.

Un día “El Perro” se fue, llevándose consigo un montón de problemas y recuerdos, que seguramente se los fue sacudiendo en el camino, así como se sacuden el agua al secarse y de esta forma librarse un poco de el peso; se fue y nos dejó un espacio que estamos seguros nadie va a ocupar; al irse rompío la gran cadena que alguna vez habíamos logrado eslabonar, y haciéndonos pasar a una nueva etapa en donde tenemos que buscar día con día la forma de sobrevivir en este mundo de monotonía y estrés. Solamente olvidó recoger algunas cosas que en su baúl de recuerdos no tenían cupo, pero estas cosas no le pertenecían del todo solamente tenían cierta escencia de él; estos eslabones sueltos que al romperse la cadena quedaron regados por todo el departamento, eslabones que a poco tiempo trascurrido quedarán como un bonito recuerdo de todo ese episodio que juntos vivimos, eslabones que aunque sueltos nos unen con nosotros mismos. La dirección de Marisela que ya no existe, La Cachanilla, El Pedro Picapiedra, y tú mi querida Paola, gracias por leerlo y saludos.

Tintero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Mauricio -

Estan bien chidos tus articulos y tus testi.... jmmhh testificaciones de los hechos ocurridos en situaciones que a todos nos pasan en el desmadre del Web.

LEONARDO -

La neta estan bien chidos tus articulos, quien se iba a imaginar que el perro, que el perro fuera a conquistar tantas chicas por medio del chat, eso esta genial.

Mauricio -

Que bueno que decidiste traer tus articulos al web. Para que todos nos enteremos de lo que ocurre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres